Pages

sábado, 13 de noviembre de 2010

En treinta minutos...


Mientras te cambias, escribo estas lineas. Seré rápido pues no quiero que te enteres de lo que hago en este momento. Ni siquiera perderé tiempo en pasarle el corrector ortográfico. Quiero que sea un texto fugaz de un pensamiento en un día, en un momento concreto.

¿Qué pasará esta noche? Eso es lo que me pregunto repetidamente. Yo ya te he puesto las cartas sobre la mesa, ahora solo falta que tu des el siguiente paso. Tu amiga antes de salir me ha guiñado el ojo. Dice que preferías cenar conmigo que con sus amigos y amigas. Espero que te pongas muy guapa para la ocasión. Tienes media hora, es el tiempo que te has dado tu misma. Y yo tengo media hora también para escribir.

Cenaremos y saldremos. ¡Es un buen plan!¡Es un plan perfecto!¿Qué pasará esta noche? Ojalá acabe en tu cama de nuevo. Ojalá hoy no tenga que despertarme y ver que ya no estas y que de nuevo tienen que pasar dos semanas para que esto vuelva a ocurrir. Quiero que sea domingo por la mañana, y notar tu calor a mi lado. Que pueda darte un beso antes de que te marches.

Oigo tus tacones. Guardo y publico este post..

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, vaya... con los textos fugaces.

Anónimo dijo...

"Che", qué gran que ets!!! M'ha encantat descobrir "eixe" costat "camper"...

JuanFran dijo...

MmMMMMmmmmm....Penso que deus ser Manel... pero no ho se.jejje

Juan dijo...

Juan, si fueras mujer, te haría mio después de leer estas cosas tan bonitas!
aissss....
XD